Envíos gratis en compras superiores a 99,99€

Recíbelo en tu casa en 3 días

Hasta 14 días para devoluciones

Cuántos trajes necesitas realmente

Cuántos trajes necesitas: la respuesta definitiva

¿Has utilizado el mismo traje una y otra vez para todas tus citas? ¿Te has comprado varios modelos de traje y nunca tienes ocasión de ponértelos todos? Muchos hombres se encuentran en estos lados opuestos de la balanza, por lo que hoy responderemos de la mejor manera posible a la pregunta del millón: ¿Cuántos trajes necesitas realmente?

Cuántos trajes necesitas para tu día a día

Para abordar este tema es importante tener en cuenta que no todos los hombres son iguales, ni en gustos ni en necesidades. Podemos estar hablando de un joven al que no lo gustan nada los trajes pero los necesita para acudir a algún evento, o de un hombre maduro al que le encantan y los lleva por gusto a todas partes.

Las posibilidades en cuanto a gustos, necesidades, estilos de vida (y presupuestos) son infinitas, por lo que resulta difícil dar una respuesta exacta a esta pregunta. Así que para hacerlo de una forma más sencilla, vamos a establecer algunos perfiles de hombre representativos en los que te puedas identificar y que te ayuden a orientarte mejor.

El hombre que nunca lleva traje

Empezamos por el principio, el escalón más bajo en la cuestión sobre cuántos trajes necesitas: el hombre que prácticamente no necesita ninguno.

Este caballero nunca lleva traje, bien porque no lo necesita o porque no le gustan. Su estilo de vida no requiere llevarlo ni al trabajo ni por ocio. Además, en lo personal prefiere un estilo de ropa más cómoda y casual. No siente la necesidad de ir más arreglado de lo normal cuando sale a la calle. E incluso cuando tiene alguna cita más formal, opta por vestir ropa de sport como pantalones chinos y camisas en lugar de un traje.

Bien, pues hasta este perfil de hombre necesita tener, como mínimo, un traje en su armario.

Existen ciertos tipos de eventos que, aunque no sean demasiado frecuentes y tampoco sea una obligación estricta, sí que es recomendable y acudir bien arreglado con un traje.

Estas citas pueden ser desde bodas hasta funerales. En estas ocasiones no se trata de tu estilo personal, sino de los códigos de vestimenta que requiera cada situación. Si por ejemplo en una boda se establece vestir de etiqueta, no deberías presentarte vestido de manera informal. Y lo mismo ocurre en un funeral. Son ocasiones en las que prima más el respeto por la ceremonia y por el resto de asistentes que tu gusto personal.

Siempre vas a necesitar un traje en tu vida
Siempre vas a necesitar un traje en tu vida

Si te sientes identificado con este perfil, nuestra recomendación es que cuentes al menos con un traje formal que podrás utilizar sin ningún problema para cualquiera de estas citas que se te presente. Colores lisos como el negro, el gris o el azul marino serán perfectos para presentar un estilo serio y elegante con el que te sentirás muy cómodo.

El hombre que lleva traje ocasionalmente

Un peldaño más arriba encontramos al caballero lleva un traje en ciertas ocasiones. No lo necesita para ir al trabajo, pero sí que le gusta de forma personal ir bien vestido a algunos eventos como fiestas y citas especiales, tales como comidas de empresa, citas en restaurantes o fiestas de distinto tipo.

Aquí podemos ver a un hombre que se preocupa más por cuidar su imagen personal de cara a cada situación que se le pueda presentar. No tiene por qué gustarle necesariamente ir con traje a todas partes, pero sí llevarlo de vez en cuando si la ocasión lo requiere.

Además, este caballero puede ser que no cuente con un gran presupuesto para invertir en una colección de trajes, por lo que necesita algunos que pueda rentabilizar bien.

Nuestra recomendación aquí es contar con unos tres trajes diferentes. Puedes optar por un traje más serio como hemos visto en el apartado anterior, y a ese sumarle otros dos modelos con colores diferentes y más llamativos como el beige, el granate, el verde o un azul más claro.

Incluso puedes salirte de los tonos lisos y apostar por diseños más atrevidos como trajes de cuadros. Si a estos trajes les añades complementos diferentes, tendrás un gran abanico de posibilidades para vestir de forma elegante y única a cada cita a la que acudas.

El hombre que necesita ir con traje

Este perfil se separa un poco de lo que hemos visto hasta ahora ya que en los casos anteriores el llevar o no traje quedaba a elección personal de cada uno (respetando siempre los códigos de vestimenta establecidos), pero aquí no encontramos con una obligación estricta. No importa que a este caballero le guste o no llevar traje. Tendrá que ir bien arreglado sí o sí ya que el traje es como su uniforme de trabajo.

Bien, en este punto la recomendación sería contar con al menos unos cinco trajes diferentes. No quedaría bien ir todos los días con el mismo traje o alternando entre dos ya que en poco tiempo todo el mundo se daría cuenta que siempre vas vestido con los mismos conjuntos.

En Conecta ofrecemos una amplia variedad de trajes que te sirven tanto para otoño e invierno como para la primavera y verano, por lo que no tendrías que preocuparte por los tejidos. Si este no es tu caso, deberás tener en cuenta la composición de los trajes ya que es posible que necesites adquirir nuevos modelos en cada estación porque no estés cómodo con ellos.

Trajes serios para el trabajo
Trajes serios para el trabajo

En cuanto a colores, aquí lo más recomendable es optar por tonos lisos y formales como negros, grises y marinos. Siempre puedes darles algo más de color con los complementos. Además, en las épocas de primavera y verano puedes añadir tonos algo más informales como el verde o el beige. Si quieres algo más de originalidad manteniendo una imagen formal, puedes añadir a tu colección un traje de raya diplomática o de cuadros.

El hombre al que le encantan los trajes

Y llegamos al último escalón de los perfiles de caballeros que necesitan o les gusta llevar trajes: el apasionado por la moda masculina.

A este hombre poco se le puede aconsejar ya que él mismo cuenta con su propio estilo personal que ha desarrollado con el tiempo. Este tipo de caballero no lleva traje por necesidad, sino porque le gusta ir bien vestido a todas partes.

Lo más seguro es que, si este es tu perfil, ya tengas en tu colección los modelos básicos en tonos lisos, por lo que una buena opción sería ampliar este abanico con diseños más alegres y atrevidos como trajes de cuadros, de raya diplomática o con estampados.

¿Cuántos trajes necesitas? Cuantos más te gusten, más tendrás
¿Cuántos trajes necesitas? Cuantos más te gusten, más tendrás

Igualmente puedes apostar por colores más llamativos que se diferencien de los tradicionales como los rojos, verdes, rosas, celestes, etc…

Además, puedes aumentar aún más tus posibilidades si juegas con distintos complementos, incluyendo chalecos. Estos te ayudarán a crear combinaciones únicas para cada día que no dejarán indiferente a nadie.

En conclusión

No existe una respuesta válida para todo el mundo acerca de cuántos trajes necesitan, ya que cada persona tiene unos gustos, un estilo personal y unas necesidades completamente diferentes. Lo que sí está claro es que siempre va a haber alguna ocasión en la que se requiera que vayas vestido de etiqueta, por lo que es recomendable tener siempre un par de trajes a mano en tu armario junto a distintos tipos de complementos que te ayuden a crear combinaciones diferentes.

Y por supuesto, si eres de los que te gustan los trajes, no dudes en echar un vistazo a todas nuestras colecciones con las que podrás disfrutar de una imagen diferente, llamativa y elegante con la que causar una gran impresión a toda la gente que te vea.

Abrir chat
1
¡Hola! 👋
¿Podemos ayudarte?